FRAGILIDAD DEL INSTANTE 
En un impulso en la fragilidad del instante, me vivo

La arcilla posee la cualidad de registrar, con capacidad de contener vida y grabar en ella momentos. Por tanto, esta se convierte en el soporte indicado para hablar de una experiencia. Permite registrar la memoria, desde un beso hasta una caricia, un golpe e inclusive un instante. Su fragilidad permite plasmar las huellas del cuerpo como una matriz que materializa experiencias al capturar rastros corporales.

La colección agrupa pedazos de tierra gresificada con un tacto, un momento. Así descubre el vacío que dejan as huellas corporales. Todos esos impulsos petrificados en una delicada plancha de cerámica. Cada pieza es un instante equivocado o acertado; pero un instante igual. Las piezas buscan ser un reflejo del contexto en el que el tiempo es tan veloz que las experiencias se vuelven frágiles, se pueden quebrar, olvidar o reconstruirse en la memoria. 


2015
Centro Cultural PUCP
Lima, Perú

Huellas corporales sobre planchas de cerámica de alta temperatura